Contenidos contratados por la marca que se menciona

Se estima que en España hay 3,4 millones de desempleados. De la población que actualmente está trabajando (19,06 millones de personas), alrededor de 3,2 millones se encuentran en el régimen de autónomo. Buena parte de los asalariados busca ascender, e incluso emprender, y casi todos los autónomos anhelan nuevos proyectos en los que rentabilizar mejor su actividad.

En otras palabras, el grueso de la población activa aspira a mejorar su situación económica y laboral, y muchas veces esa mejora pasa inevitablemente por una puesta al día de los conocimientos. Si a esto le sumamos que hay más de 4.000 millones de usuarios conectados a Internet, según el portal Statista, parece que renovar nuestra cualificación recurriendo a cursos MOOC (cursos online masivos y abiertos) es una buena idea.

Hay que correr más rápido

Estos cursos han dado la vuelta a la enseñanza. Fomentan un tipo de aprendizaje en el que es el propio estudiante el que marca el ritmo y logran la independencia de la ubicación física de alumno y formador. Además, las plataformas MOOC ofrecen enseñanzas muy ligadas a lo que demanda la economía global en la actualidad.

La formación continua es necesaria en el mundo profesional y los MOOC son una salida perfecta

En efecto, a la búsqueda de mejores oportunidades se suma la elevada competencia en la mayoría de sectores, que recuerda la frase de la Reina Roja de Lewis Carroll: “Hace falta correr todo cuanto una pueda para permanecer en el mismo sitio. Si se quiere llegar a otra parte, hay que correr por lo menos dos veces más rápido”.

Las formaciones más solicitadas (y demandadas) son las competencias y habilidades digitales que aporten valor a las empresas. En 2018 la consultora BCG publicó el informe ‘Las empresas más innovadoras de 2018: los innovadores se entregan a lo digital’. En él, se destacaban áreas como Big Data y analíticas, la adopción de nuevas tecnologías, productos móviles, marketing, etc. ¿Podemos encontrar MOOCs sobre estas temáticas?

Solo es preciso una buena conexión

Los cursos MOOC son perfectos para completar nuestra formación con temáticas de plena actualidad y dar un empujón a nuestra carrera profesional. Si no sabes dónde localizarlos, en este artículo recogemos tres plataformas MOOC de alta demanda con algún curso destacado.

Una de sus grandes ventajas es la flexibilidad en el aprendizaje. Al tratarse de cursos a los que se accede a través de la Red, uno mismo se planifica las horas de estudio. Basta con contar con una buena conexión a Internet tanto fija como móvil para no perder la oportunidad de abordar la formación en cualquier lugar. Normalmente, esta se desarrolla a través de charlas de expertos, vídeos, aportación de mucho material y documentación, así como pequeños test para evaluar el nivel.

Para que todo fluya sin problemas al margen del lugar donde nos conectemos, operadores como Tuenti tienen propuestas combinadas de banda ancha fija y móvil. Así, Tuenti dispone de 50 Mbps de fibra simétrica y 1,5 GB 4G por 36 euros al mes. Y quien quiera más puede decantarse por los 300 Mbps de fibra simétrica y 3 GB (con llamadas ilimitadas) a un precio de 50 euros mensuales. Por supuesto, entre ambas alternativas, la compañía ha configurado otras soluciones. En todo caso, todas tienen en común la ausencia de permanencia.

‘Transformación digital para el empleo’, de Google Actívate

Google Actívate es una plataforma del gigante de Internet que ofrece cursos gratuitos para mejorar nuestras habilidades digitales. Actualmente tiene varios en marcha, como el curso online de comercio electrónico, de cloud computing o desarrollo web. Pero, queremos destacar el curso online de ‘Transformación digital para el empleo’.

La transformación digital para el empleo no solo es interesante en el ámbito personal. Muchas empresas todavía no están digitalizadas y necesitan expertos que les guíen en el proceso, a menudo desde dentro. Según el Digital Economic Opportunity in Spain, España ocupa la posición 14 de 28 en materia de digitalización europea. Hay mercado.

Merece la pena detenerse en este MOOC y esta plataforma porque los contenidos se encuentran muy actualizados, los ponentes tienen una elevada calidad y el material está disponible en castellano. Además, este curso es la puerta principal para entender la necesidad de formarse. Si buscas un empujón para empezar un nuevo ciclo de estudio, este podría ser el principio.

A eso se suma la obtención de un diploma oficial de la escuela de Organización Industrial (EOI) de manera totalmente gratuita. Como veremos, otras plataformas ofrecen formación gratuita, pero diplomas de pago.

‘Análisis de Datos Experimentales: Utilidades Básicas’, de Miríadax

Miríadax es otro portal interesante si buscamos cursos MOOC. Como en Actívate, su mecánica básica parte del visionado de una serie de vídeos ordenados y la posterior resolución de cuestionarios automatizados. La mayoría de cursos online masivos parten de un aprendizaje audiovisual bastante lógico.

La mayoría de MOOC son de acceso gratuito y título de pago. El conocimiento es gratis, el postureo se abona

Cuando un alumno acude a clase, el profesorado no le reparte fotocopias, sino que habla en voz alta e instruye sobre lo que sabe. En los cursos MOOC ocurre lo mismo. Como apuntábamos un poco más arriba, su gran aportación es que podemos estudiar en cualquier momento y lugar. Y, si es desde el móvil, siempre es aconsejable que tengamos una tarifa de datos de alta velocidad y con muchos GB.

Sea como fuere, en el curso ‘Análisis de Datos Experimentales’aprenderemos desde cero a trabajar con datos, representarlos de forma gráfica y tener siempre presentes las unidades. Como formación básica, es clave para entender otros conceptos más complejos. Este tipo de cursos son la antesala del análisis de datos y Big Data, de analítica y de otras tantas salidas altamente demandadas.

En Miríadax hay dos tipos de diplomas:

  • el Certificado de Participación, gratuito si hemos completado un porcentaje de las lecciones;
  • el Certificado de Superación, con un coste de 40 euros el curso.

Si pretendemos aprender por nuestra cuenta y mejorar profesionalmente, el paquete gratuito servirá. Pero si tenemos “titulitis” crónica o si buscamos interacción con los profesores (muy útil, por cierto) tendremos que contratar el curso.

‘Pilares de Marketing Digital’, de Coursera

Coursera probablemente sea la plataforma más conocida de cursos MOOC que existe. Fue una de las primeras en aparecer y las universidades más prestigiosas del mundo publican allí sus microcursos. Dentro de estos, sobresalen los estudios sobre marketing y contenidos digitales.

Los cursos de marketing digital y Big Data, claves en las empresas, tienen mucha demanda

‘Pilares de Marketing Digital’ es una formación cerrada sobre una de las ramas más importantes de Internet: el ecosistema digital en relación a las ventas. Lo publicó hace tiempo la Universidad Austral, y año tras año se “llena” de alumnos. Estos han valorado el curso con 4,8 sobre 5 estrellas, lo que da una idea de su interés y calidad.

Muchas de las propuestas de Coursera son de pago debido a cómo está organizada la plataforma. A diferencia de otras, como Actívate o Miríadax, Coursera destaca por mantener una estrecha relación con los profesores, y su tiempo merece ser recompensado. Sin embargo, para muchos cursos tendremos un periodo gratuito de acceso al contenido de siete días. Un margen interesante al que podemos sacar partido, especialmente si estamos desempleados.

Tras esto, el abono es de 31 euros al mes (un euro al día) para continuar con las lecciones. Son cursos accesibles con los que obtener conocimientos y sacarse un certificado de competencias digitales. En el caso mencionado, el marketing digital es crucial en la transformación digital de las empresas.

Merece la pena destacar que este minicurso es la primera parte de otro más grande titulado ‘Especialización en Marketing Digital’ que cuenta con otros cuatro módulos más. Coursera suele segmentar cursos de tamaño mediano (200-600 horas) en otros más asequibles de 40 o 50 horas. De esta manera, el alumno elige la parte que le conviene y estudia aquellos campos que le interesan.

Gracias a la conectividad lograda por las telecomunicaciones modernascualquier usuario con un ordenador e incluso un smartphone tiene acceso a un gran abanico de estudios. Obviamente, a ese hardware ha de acompañarle una buena conexión para poder estudiar en cualquier lugar: en casa, de camino al trabajo, en el transporte público, en la sala de espera del dentista, etc. Adiós a la excusa de que no nos promocionan en el trabajo porque no tenemos tiempo para estudiar.

Imágenes | Derick Anies