Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Dicen que con más frecuencia de la deseada caemos en dos actitudes frente a los viajes en el extranjero: o confiamos en todo el mundo o no nos fiamos de nadie. Los primeros se vuelven olvidadizos y despistados; los segundos, se obsesionan demasiado en los detalles.

Pero, no te agobies. Viajar es siempre motivo de celebración. Mete en tu maleta los documentos que necesites porque del resto ya nos encargamos nosotros.

Aquí van un puñado de consejos que pueden venirte genial para tu temporada fuera de casa. Google te contará los secretos capitales sobre las distintas tarifas, los bonos de transporte y demás, pero no dejes otras cosas igual de importantes para el último día.

Tira de fibra antes de irte

Si tienes a tu alcance un buen ancho de banda del que servirte antes de salir del país, no dejes pasar la oportunidad. Tanto si estás en una universidad, residencia como en cualquier tipo de edificio que cuente con una buena infraestructura de fibra, es el momento de descargar todo lo que quieras usar después en modo offline.

Netflix, SoundCloud o Spotify disponen de esta modalidad y, aunque tendremos que cuidar el espacio del dispositivo de almacenamiento, seguro que agradeces esa serie que dejaste a medias en el portátil cuando quieras desconectar unas horas de tanta novedad.

Activa el roaming

El roaming tradicional ya no existe, ya que los sobrecostes asociados por llamar o navegar con el móvil desde otro país de la UE que no sea el nuestro se redujeron a cero desde el pasado verano. Sin embargo, eso no significa que siga existiendo una enorme brecha traducida en recargos cuando salimos de la Unión Europea.

Para abaratar costes, lo primero que tenemos que hacer es activar el servicio para el territorio donde nos encontremos. Si vamos a pasar un mes en Rusia, que a todos los efectos seamos rusos durante ese periodo. Bueno, ya nos entiendes.

Ten a mano un traductor simultáneo

Desde hace tiempo, el traductor de Google en Android se fusionó con Word Lens. En realidad, podríamos decir que, básicamente, fue adquirida por Google.

¿Y por qué os contamos esto? Porque la app Word Lens tenía la mágica habilidad de traducir al vuelo cualquier texto escrito utilizando la cámara del dispositivo móvil. Solo teníamos que enfocar, apuntar y voilà!, texto traducido a cualquiera de los 103 idiomas disponibles online y 52 idiomas offline.

No es la única solución. Porque, además de conocer el significado de los distintos carteles o menús de restaurantes, también necesitaremos comunicarnos por voz. iTranslate nos vendrá genial para reconocer la voz y mostrarnos en pantalla aquello que nos están diciendo —o aquello que queremos transmitir— hasta en 42 idiomas disponibles.

Mantén el contacto con los que están lejos

No conviene ignorar las posibilidades que nos brindan las distintas apps de mensajería/videollamada. Gracias a ellas, podemos sentir más cerca a amigos y familiares.

En este contexto, hay un mundo más allá de Skype: Imo, la propia WhatsApp, Google Duo (y Hangouts) o incluso la querida Discord. Aunque se encuentre enfocada al segmento de los videojuegos, esta última aplicación de VoIP gratuita rinde de maravilla en cualquier parte del mundo. Eso sí, ojo con el cambio horario.

Pon en Favoritos las recomendaciones de Exteriores

Tanto esta página del Ministerio de Exteriores como esta otra son de obligada lectura para acceder a recomendaciones expertas. Y es que una cosa es conocer el estado de las carreteras, los lugares más aconsejables para comer o los enclaves históricos más importantes para visitar, y otra muy distinta saber qué hacer en caso de accidente o emergencia médica.

Ya uses un convertible, tablet o smartphone, ten a mano esta información. Puede convertirse en imprescindible si perdemos documentos administrativos o, simplemente, para conocer los pasos que hay que seguir a la hora de cumplimentar el Registro de Viajeros.

Escanea todos tus documentos importantes

Seguimos con aplicaciones porque nunca se sabe lo que pueda pasar: ¿el DNIe extraviado entre la ropa de viaje?, ¿un pasaporte empapado porque la lluvia nos ha pillado desprevenidos?…

Para prevenir quedarnos indocumentados en situaciones como esas, existen propuestas como Tiny Scanner o CamScanner. Nos permitirán digitalizar nuestros “papeles” clave y salvaguardarlos en nuestro email o subirlos a Dropbox, Evernote o cualquier servicio similar.

Hazte un álbum de fotos para los momentos más flojos

La bajona no perdona. Cuando llegue ese instante de hastío y soledad en el extranjero o incluso morriña de aquel al volver a casa, echarás de menos recordar a la familia o los mejores momentos de tu temporada al otro lado de la frontera. No hay que tomar fotos por sentirse triste, sino disfrutar de ellas cuando nos sintamos tristes.

Google Fotos recodifica todo tu carrete y lo protege para que incluso puedas borrarlo de tu smartphone y dejar ese espacio libre. Podemos subir tantas fotos como queramos y editarlas desde su propia app, así que nunca lo hemos tenido tan fácil. No en vano somos la generación de los selfies.

Otras aplicaciones como Fotor cuentan con sus propias comunidades. Tampoco es una mala alternativa.

Y date de alta en apps/servicios para hacer amigos

Amistad, divino tesoro. Existe una tonelada de aplicaciones para encontrar a otros usuarios en la misma situación que tú, desde turistas de fin de semana hasta residentes que buscan compartir idioma y algo más. Entre ellas, MeetupSkout, grupos de tres en Eventpeg o amantes del deporte en OpenSports.

En función de los parámetros de búsqueda que elijamos, estas herramientas nos ponen en contacto con otras personas con aficiones similares, desde devotos del fútbol a locos de las novelas negras. Se trata de un buen empujón para salir de ese piso donde nos hemos atrincherado un viernes por la noche porque no sabemos con quién quedar.